Seguro que en más de una ocasión has odio aquello de: “parece más grande”. Cuando de decorar se trata, la impresión o percepción que tenemos de un espacio es fundamental. Y es que los “metros visuales” son incluso más decisivos que los reales. Aquí es más importante parecer que ser. Siguiendo estas pautas conseguirás que tu cocina parezca mucho más grande.
  • Frontales en laca brillo. Este acabado consigue el denominado “efecto espejo” (te reflejas como si de un espejo se tratara), y es idóneo para potenciar los denominados “metros visuales”. Una cocina con puertas y cajones lacados brillo parece mucho más grande por la luminosidad que desprenden los mismos. En cuanto a la paleta cromática, los tonos claros o neutros son los más recomendados; pero eso no significa que no puedas poner un toque de color que realce y singularice tu cocina. ¿Quién ha dicho que todas las puertas tienen que ser iguales? Puedes utilizar el blanco o el crema como color dominante “salpicado” con algún frontal o cajón inferior y superior en un color potente como el rojo vivo o el verde pistacho.
  • Suelos y paredes rectificadas. Hace alusión al tipo de baldosa que tienes que emplear para alicatar los suelos y paredes de tu cocina, que deber ser rectificada. En este tipo de formatos las juntas entre los azulejos apenas es perceptible dando la apariencia de un pavimento o revestimiento continuo.
  • Muebles superiores. Despejar la parte superior de la cocina también logrará esa apariencia de amplitud visual que pretendemos. Esto implica que los módulos superiores deben resolver con vitrinas (las de cristal al ácido ocultan los objetos que almacenan en el interior y disimulan la suciedad) y con baldas. Estas también pueden ser el elemento idóneo en el que poner el acento de color, ya que dada sus reducidas dimensiones no saturan cromaticamente.
  • Campana y fregadero. Cualquier opción que alivie y simplifique la composición de tu cocina contribuirá a agrandar su apariencia en el plano visual. Tratándose de la campana y el fregadero, la primera debe integrarse y el segundo debe instalarse bajo encimera.

Frentes sin tiradores. Como en el caso anterior, la ausencia de tiradores dan la sensación de limpieza visual, de sencillez a la máxima expresión. Las interrupciones, ya sean físicas o visuales frente a las superficies lisas hay que evitarlas.

Si quieres conocer más trucos para aprovechar el espacio tu cocina, tienes toda la información en próximos post que ilustrarán esta serie. Para consultar más ideas e información  sobre cocinas de diseño entra en Ortiz Cocinas.

2015-11-17T18:24:15+00:00